Artículo Forbes: “Los modos peligrosos en la gestión empresarial

Traducción de este artículo publicado en la revista Forbes 

Mejorando la gestión empresarial:

Tras analizar empresas de los mas variados sectores y en países de tres continentes uno llega a la conclusión que las formas ineficientes de gestión son universales y transversales. Son las mismas en cualquier actividad y no se puede concluir que sean mas leves en economías mas avanzadas. Por tanto, son consustanciales al desorden interno del ser humano que tiende a la dispersión y huye de forma inconsciente a la protocolizacion de procesos.

gestión empresarial

A continuación podemos enumerar algunos de los modos de actuación habituales de los empresarios, y por efecto contagio del resto de sus equipos, que hacen que las empresas entren en una fase de ineficiencia y caos.

  1. MODO “BOMBERO”– En bastantes ocasiones los empresarios y miembros del equipo de trabajo concluyen la jornada con la sensación de no haber terminado satisfactoriamente sus tareas, porque han estado gran parte del tiempo “apagando fuegos”. Eso hace que las personas no pongan el foco en lo realmente importante para el buen funcionamiento de la empresa. Cuando es el líder del grupo quien actúa como bombero, ese desorden instala el caos generalizado en la empresa. Es fundamental para resolver este peligroso modo que haya una definición clara de funciones y las prioridades de lo que se espera de cada uno. Es un ejercicio de rigor, orden y autodisciplina
  1. MODO “INERCIA”– Es muy habitual que las empresas ejecuten tareas con métodos y practicas muy lejos de la eficiencia y del uso de las herramientas que hoy ofrece los avances de la revolución digital. Mas preocupante, aun , es cuando estas tareas dependen de personas muy cualificadas. Cuando se les cuestiona por la forma de hacerlas la respuesta es “siempre se ha hecho así”. Es la propia inercia del negocio. El día a día no permite pensar que existen nuevas forma de hacer. Ello impide la innovación y mejora continua. Aquí se hace necesario poner en marcha programas que incentiven tanto interna como externamente la búsqueda de la eficiencia de procesos. Una bocanada de aire fresco continuo. Todo lo que hoy funciona y como se ejecuta debe ser puesto en cuestión de forma continua y como practica habitual y saludable. Romper las inercias existentes como parte de la cultura empresarial de forma muy activa
  1. MODO “ENDOGAMICO”– Muchos empresarios y directivos, ante un problema, saben de antemano la respuesta que van a recibir del resto de colaboradores. Los mismos pensamientos, las mismas posturas, las mismas iniciativas a lo largo del tiempo. Es la endogamia. No hay aire fresco, no hay nuevas formas de pensar y de aportar. Muchas veces el día a día, la presión de los problemas hace que no se vean soluciones que muchas veces son simples. Incluso cuando los directivos de la empresa acuden a cursos de formación vuelven con energías renovadas que se diluyen al volver a la rutina, la inercia y el modo bombero que hay en la empresa. Es por ello que se hace necesario tener una visión fresca, dinámica y externa que aporte nuevas formas de entender. Abogamos por la creación de consejos de expertos externos que no estén contaminados por las creencias propias del sector y que permitan repensar lo que se hace y ver la estrategia del negocio de una forma mucho mas global y aséptica.
  1. MODO “ES QUE”– En español las dos palabras unidas son usadas de forma muy habitual para buscar excusas y culpables fuera del ámbito personal. “Es que la competencia”, “es que el mercado”,”es que mis compañeros”….es una manera de no querer asumir la realidad de lo que acontece desde una visión critica. Muchas veces nos recreamos en la culpabilidad de los demás. Olvidamos ese posible porcentaje de responsabilidad propia, por mínima que ésta sea, sin hacer una critica a nuestra actuación. La culpa siempre está en los demás y ello impide el crecimiento personal, profesional y el de la empresa en su conjunto. Aquí se hace necesario hacer grupos de trabajo periódicos donde se analice la parte de responsabilidad propia en los desfases y disfunciones producidos. Siempre con el objetivo de hacer un plan de acción que permita la puesta en marcha de procesos de mejora. Poco podemos hacer por los culpas de los demás y sin embargo mucho por los errores propios
  1. MODO “MANOS DE GRASA”– Los empresarios pasan gran parte de su tiempo inmersos en la operación de la empresa. Usando el simil de un barco, éstos están en la sala de maquinas con las manos manchadas de grasa operando para que el barco navegue. Mientras no hay nadie en el puesto de mandos vigilando la travesía y oteando lo que acontece a su alrededor. El capitán del navío debe estar ojo avizor de lo que ocurre a su alrededor. Esto trasladado al mundo empresarial significa que el empresario debe ver como evoluciona el mercado, cada vez mas cambiante y globalizado, la competencia y sus movimientos, los cambios de deseos de los consumidores y sus nuevas necesidades, así como las nuevas oportunidades que aparecen. En definitiva, dirigir la empresa y no perder de vista lo que ocurre alrededor por estar demasiado inmerso en el día a día del negocio. Las empresas que he visto que mejor funcionan son aquellas que sus dueños dedican gran parte del día a estar fuera de la operación y usar ese tiempo para pensar, leer, observar y ver la empresa con cierta distancia lo que les permite estarlejos de los cuatros modos peligrosos explicados en los 4 puntos anteriores
2020-09-22T10:52:01+02:00septiembre 2nd, 2020|crisis, exito, Negocios, resiliencia|0 Comments